Ha llegado el Ratoncito Pérez

miércoles, 2 de enero de 2013

Estrenamos año y para empezar 2013 os voy a contar un cuento...

un cuento que ilusiona a niños y mayores desde hace siglos:

El Ratoncito Pérez


A finales del siglo XIX, el periodista y escritor Luis Colomba escribió por encargo de la reina Doña María Cristina este cuento, el cuento del Ratoncito Pérez.

La reina lo encargó como regalo para su hijo, el Rey Buby, (apelativo cariñoso que recibió de pequeño el Rey Alfonso XIII) cuando se le cayó el primer diente.


 Y ahora la leyenda cuenta que... 
a un niño llamado Izan se le movía un diente cuando tenía cinco añitos. 

Su hermano Ximo, el mayor de la casa, le contó al pequeño que cuando a un niño se le mueve un diente a los pocos días éste se cae y que no es nada malo porque ese diente tiene mucho valor. Un ratoncito llamado Pérez, que vive con su familia en una caja de galletas, escapa por las noches para visitar las habitaciones de los niños que han perdido algún diente. El Ratoncito Pérez se lleva los dientes de los pequeños y a cambio les deja debajo de la almohada monedas o regalos.

Pues efectivamente a los pocos días de que al pequeño Izan se le moviera su primer diente, mientras se comía uno de esos bocatas tan ricos que le hacía su yaya para merendar, le cayó.



Se puso muy contento y no lloró en ningún momento pues sabía que esa noche recibiría una visita muy especial.

La Tata ya le había preparado una preciosa funda para guardar su diminuto diente y que de esa forma no se perdiera por la habitación. Izan guardó con mucho cariño el diente en un ratón de fieltro para que el Ratoncito Pérez reconociera rápidamente dónde se encontraba la pieza y de que niño era.



Se fue a dormir pronto y no se despertó en toda la noche. El Ratoncito Pérez estuvo jugando con su pelo rubio y su naricita pero Izan no se enteró, estaba soñando cosas bonitas.

Cuando el pequeño despertó comprobó que en la funda de fieltro ya no estaba el diente... pero menuda sorpresa había un billete de cinco euros.


Eso significaba que se había portado muy bien y que al Ratoncito Pérez le hace mucha ilusión ver como los niños se hacen mayores y le regalan sus dientes de leche.

--



Izan se puso muy contento, igual que en su día mi otro sobrino Ximo. Los dos son los reyes de la casa y mi hermana Sonia les quiso hacer este ratoncito de fieltro para esos días tan importantes para ellos.

(Si queréis uno podéis pedirlo por correo: rm.lorenna@gmail.com)


Mi queridos sobrinos postizos, Mateo y Elsa, también tienen sus ratoncitos de fieltro preparados para cuando pierdan sus primeros dientes. Un pajarito me ha contado que M. no es muy amigo del Ratoncito por eso espero que con esta funda y con el cuento que le contará su mamá pierda el miedo por el Sr. Pérez.




Los niños son lo mejor que hay en la vida. 
Sus sonrisas valen millones y los mayores deberíamos aprender cada día de ellos.


*Colorín colorado este cuento se ha acabado*



:) YO PUEDO, TÚ PUEDES :)

3 comentarios:

  1. Que chulada!!! me encanta! es superoriginal!!
    Un saludo
    miscositasunicas

    ResponderEliminar
  2. Me puedes mandar tu correo ? Mi correo es maferba2001@gmail.com para los patrones genial idea

    ResponderEliminar

Proudly designed by Mlekoshi playground